Menú Principal
Inicio
 

BCU 7 / SA 7* / KM# 5 “PESO DEL SITIO”

VALOR
$F 1 (Un Peso Fuerte)
FECHA
1844
LEY
METAL
Plata 875/1000
MODULO
39 mm
PESO
27 g
CECA Casa de Moneda Nacional - Montevideo - Uruguay
CANTO Cordoncillo *VARIANTES
ANVERSO Escudo Nacional orlado con ramas de roble
REPUBLICA ORIENTAL DEL URUGUAY - 1844
REVERSO UN PESO FUERTE - Orla de 9 Estrellas - SITIO DE MONTEVIDEO - 10 1/2 Ds
Emisión Autorizada
 
Puesta en Circulación
 
Cantidad Acuñada 1.226
Retiro de Circulación
 
Ensayador Juan A. Lenoble
Observaciones  
 

Cuando en 1843 el Poder Legislativo aprueba la Ley que autorizaba a acuñar monedas de plata de 1 Peso Fuerte, el Poder Ejecutivo, en la sitiada ciudad de Montevideo, se vio en la necesidad de conseguir el metal, recurriendo a las donaciones de los vecinos para tal fin. El Ministro de Guerra y Marina, el por entonces Tte. Cnel. Melchor Pacheco y Obes (1809-1855) distribuyó a los sitiados una circular que entre otros aspectos proclamaba:

 
Melchor Pacheco y Obes  

Para ayudar al Gobierno en los excesivos e indispensables gastos que requiere la continuación de una lucha a cuyo término se encuentra la libertad y la gloria, he abierto una suscripción de plata labrada en la que ciertamente figurarán todos los que amen la Patria y detesten la tiranía. Como Ud. está en este caso, no he trepidado en dirigirme, esperando que me mandará cuanto tenga de esa especie.
No es un sacrificio desprenderse de joyas inútiles para conservar la más preciosa e indispensable de las joyas: La libertad; y ¡ay! del egoísta que se apegase a algunos pedazos de plata, cuando en cambio mañana debiesen ponerle los grillos del esclavo; ni deja ser digno de esta calidad, el que encuentra algo que no deba sacrificarse en las aras de la Patria...

 
  Joaquín Suárez

La respuesta a la exhortación de Pacheco y Obes fue inmediata, existiendo registros que el peso de la plata recibida superaba las 19 arrobas (aproximadamente 250 Kg). Para ese entonces ya estaba dispuesta la creación de la Casa de Moneda Nacional, cuya inauguración oficial se produciría a la hora 9:00 del 2 de febrero de 1844. En la apertura del acto oficial hizo uso de la palabra el Presidente del Senado en ejercicio interino de la Presidencia de la República, Joaquín Suárez (1781-1868): Señores: La apertura en este día del nuevo y valioso establecimiento de la Casa de la Moneda de la Capital de la República, es un momento de gloria, de honor y prosperidad, es un acontecimiento heróico para los presentes, un ejemplo para los venideros, de lo que es capaz un Pueblo decidido y valiente que ama su gloria y su independencia; no hay obstáculo que no domine, no hay inconveniente que no supere como el presente que celebramos con tanto placer...

Seguidamente se realiza la acuñación de la primer pieza, que es recibida por el recién asumido Jefe Político de Montevideo, Andrés Lamas (1817-1891), quien, dirigiéndose a Joaquín Suárez, expresó: Excelentísimo Señor: Tengo el honor de entregar a V.E. la primera moneda de plata, destinada a la circulación, que se acuña en la Casa de Moneda Nacional. Señor Presidente, es monumental, y este monumento único hasta hoy en la margen oriental y occidental del Río de la Plata. Esta moneda es el símbolo más acabado, Sr. Presidente, de la Independencia Nacional. En todos tiempos y en el derecho público de todas las naciones, acuñar una moneda ha sido una altísima prerrogativa del imperio independiente. Esta prerrogativa ejercida hoy, a la vista de las hordas vandálicas de un tirano extranjero, que hace un año, rotas las huestes de la Patria, se adelantaron soñando en fácil conquista, es un suceso que hará época en nuestra historia...

 
Andrés Lamas  

Posteriormente Joaquín Suárez le responde a Lamas: Recibo esta moneda con una emoción profunda. En ella veo los sacrificios y las virtudes de mis compatriotas, y el genio de los hombres que me acompañan con tanto celo en la salvación del País, entre los que he contado en el número de los primeros al digno magistrado que hoy pone en mis manos la primera moneda nacional...

Seguidamente Andrés Lamas recibe una segunda pieza reicén acuñada que pone en manos del Ministro de Hacienda José de Béjar a quien le expresa: Aquí está Sr. Ministro, la prueba más cabal del desprendimiento de nuestros conciudadanos, porque esta moneda no está formada ni con el metal de la mina, ni con el de las contribuciones, ni con el de los derechos sobre los consumos o exportaciones, sino con las joyas de las familias de Montevideo, con los ornamentos de sus templos.
Un pueblo que ha perdido todos sus bienes materiales por la invasión, que todo lo ha dado por resistir la misma, ha dado también, espontáneamente, sus prendas de familia: la mujer ha traído los adornos de su hogar, el hombre la presea de su caballo, el sacerdote la cruz de su altar...
...Por cierto que cada moneda de éstas, no podrán ponerse en la mano sin profunda veneración. Estos Pesos deben ser distribuidos con celo religioso; valen cien veces más que los pesos comunes formados de material de distinto origen y sin este lema: SITIO DE MONTEVIDEO...

 

Julio Antonio Lenoble nació en Francia en 1814. En 1838 llega a Uruguay, donde rinde exámenes ante el Consejo de Higiene Pública para obtener la habilitación como Profesor de Farmacia. En 1842 toma notoriedad su actuación profesional al denunciar la impotabilidad de algunos pozos de agua en la zona de la Aguada, desde donde se surtía la por entonces joven ciudad de Montevideo. En 1843, al ser creada la Casa de Moneda Nacional, fue convocado como ensayador para comprobar el "título o ley" de la plata con que se acuñaría el denominado "Peso del Sitio". A mediados de 1844 escribe una pequeña publicación titulada "Manuel de l'élève en pharmacie", que se constituye en un gran aporte para una disciplina sobre la que no existían cursos oficiales. Por tal motivo en 1846 promueve el "Curso elemental de Química aplicada a las artes" para el cual edita, en 1848, un libro en francés que es el primero en la materia impreso en Uruguay. También en 1848 participa, con otros farmacéuticos, en la preparación de cloroformo para intervenciones quirúrgicas, siendo otra innovación para el país. En 1853 la Universidad de la República le otorga el primer título de Licenciado en Ciencias Naturales y en 1855 el de catedrático de Química. Falleció el 4 de agosto de 1868. El nomenclator montevideano recoje su nombre en una calle del barrio La Blanqueada, aunque curiosamente la designa como Juan Antonio Lenoble, provocando confusión sobre su nombre.

 
 
Monedas de la República Oriental del Uruguay 2.0 | www.monedasuruguay.com | © 2005-2017 Fundación MonROU